martes, 2 de mayo de 2017

Reflexión final



          Llegando el final toca hacer balance del curso. Cuando me matriculé tenía unas espectativas tanto a nivel personal como profesional. Dichas espectativas creo que han sido cubiertas pues he aprendido mucho sobre alimentación, nutrientes, etiquetado, alérgenos...
        Así mismo me ha servido para utilizar por primera vez una serie de herramientas online que desconocía (Slideshare...), hacer infografías, etc.
          La verdad es que como al final de cada bloque ha habido que reflexionar sobre lo aprendido voy a hacer un balance general para que esta entrada en el blog no resulte repetitiva.
           De todo lo estudiado lo que más interesante me ha resultado ha sido el etiquetado ya que jamás me había fijado en nada de eso sólo en la fecha de caducidad y creo que la información que aporta es sumamente importante.
       El otro apartado que me ha llamado la atención es el conocimiento de los 14 alérgenos que pueden contener los alimentos y la obligatoriedad desde 13 de diciembre de 2014 de que aparezca en todos los establecimientos públicos que trabajen con alimentos.
       Quiero destacar también que cuando comencé el curso no podía llegara pensar que iba a coincidir con una compañera de carrera 30 años después y que el azar ha querido no sólo que hagamos el curso a la vez sino también que coincidiéramos en el mismo grupo.
     Como aspectos positivos del curso quiero destacar:                                                                                                      
-   Aprender a ser capaz de analizar un menú escolar.

-   La organización de los contenidos me ha resultado correctos y adecuados y en algunas ocasiones sumamente interesante.

-   El uso de las nuevas tecnologías aprendiendo a utilizar nuevas herramientas.

     Como aspectos negativos:

-   El uso de las nuevas tecnologías; en ocasiones pienso que he aprendido más del uso de la TIC que
de alimentación y he tenido que recurrir a personal ajeno al curso para que me enseñaran a utilizar algunas técnicas que desconocía y que creo que no estaban bien explicadas en los enlaces del curso.

-   En ocasiones principalmente en el bloque 3 ha habido instrucciones contradictorias en las tareas; por un lado se indicaba una acción en la tarea con una fecha y otra cosa diferente en el bloque de coordinación.


     Como mejora para futuros cursos me gustaría poder contar, como se hacía antes, con material impreso de los contenidos del curso pues una vez que acaba y deshabilitan la página  ya no podemos acceder a dichos contenidos o al menos la posibilidad de poder descargarlos.

     Para terminar os recomiendo echéis un vistazo a una página de Nestlé donde nos propone un menú semanal equilibrado: https://nestlemenuplanner.es/MenuPlanner/Semanal

     A todos los compañeros del curso: ¡Nos veremos en el próximo!



 URL de las imágenes:  
 http://4.bp.blogspot.com/_Z0tXFgOyHwE/TKlOA292RtI/AAAAAAAAABo/tZCe5ug-DV4/s1600/simbolo-positivo.jpg

https://thumbs.dreamstime.com/x/3d-peque%C3%B1a-gente-s%C3%ADmbolo-negativo-13937214.jpg

http://www.glucolatino.org/wp-content/uploads/2014/10/FOTO-NUTRICION-Y-ALIMENTOS.jpg

¿Qué puedo comer?


jueves, 27 de abril de 2017

Reflexión del tercer bloque



            Casi llegando al final del curso toca reflexionar sobre el bloque 3
        Me ha parecido muy interesante analizar un menú escolar; un comedor escolar no sólo es un espacio social-asistencial sino también es un espacio educativo.

            En mi caso he analizado el de mi propio colegio; la verdad es que siempre me he preguntado si el menú de mi centro era adecuado, si se recogían las ingestas diarias recomendadas, etc. Tras analizarlo he podido observar que el menú en líneas generales no está mal, que debemos mejorar algunas cosa pero que es sano y bastante equilibrado.   Aunque he descubierto algunas carencias (sobre todo el aporte de frutas y excesos en las carnes).

     Como propuesta de mejora utilizaré la tabla  de raciones recomendadas por grupos de alimentos de la Guía Perseo, para mejorarlo para el próximo curso.

            Así mismo sería interesante que el propio colegio para ayudar a las familias, propusiera una cena complementaria para cada día siguiendo nuevamente las indicaciones de la Guía Perseo.
Valorar los menús de otros compañeros no ha estado mal como actividad pero pienso que en general, todo el mundo lo va a hacer bien ya que era fácil y las pautas estaban bien especifícadas.

            La segunda tarea me ha resultado interesante pero como ya expuse en ella misma, no estoy muy de acuerdo con los resultados. Pienso que la tabla de GETD (tabla de Grande Covián) está elaborada para una persona de peso medio y sin tener otras características también relevantes como podría ser altura, complexión física, etc. Creo que los resultados no son objetivos ya que a igual trabajo, el gasto energético será mayor conforme mayor sea el peso de la persona; en este sentido pienso que durmiendo lo mismo gastará mucho menos una persona de 50 kg que una de 100 kg.

Lo que sí quiero destacar con respecto a este apartado los beneficios de la actividad física y de una ingesta de alimentos sanos y equilibrados.
           
         La tercera actividad me ha resultado también sumamente interesante ya que desconocía totalmente la existencia de 14 alérgenos diferentes ( me ha llamado la atención por mi desconocimiento las alergias a los sulfitos que además están contenidos en numerosos alimentos de uso diario) y la obligatoriedad desde 2014 de que figurara en la carta de todos los bares y restaurantes. 

              Con fecha de 13 de diciembre de 2014 “es obligatorio que el consumidor pueda tener acceso a la información sobre los ingredientes de obligada declaración en TODOS los alimentos, envasados o no, incluidos los puestos a disposición en bares y restaurante, comedores escolares u hospitales y, los vendidos en general”.

               He podido comprobar que existen muchos establecimientos de restauración que todavía no lo ponen en sus cartas pero que cada vez se está extendiendo más.
           
          En cuanto que actividades haría con mis alumnos quiero destacar que dada la edad y las características tan particulares de los mismos (recuerdo que trabajo en un centro específico de educación especial) es un bloque difícil para ellos.

Algunas que podríamos realizar serían:

-         Del menú de una semana, contaremos entre todos las raciones de los diferentes grupos de alimentos.

-         Entre todos haremos el menú de la cena de una semana entera.

-         Del menú de una semana del colegio indicaremos con el símbolo correspondiente el icono de alérgicos al gluten (celíacos) por ser el más conocido.

-     Haremos entre todos una recomendaciones para crear hábitos de vida saludable que colgaremos posteriormente en el comedor escolar.

      Creo que este bloque es interesante para hacer en el centro un Taller de Padres sobre alimentación; que los padres aprendan a completar el resto de las comidas de sus hijos para establecer, si fuera necesario, los cambios oportunos en los hábitos alimentitos familiares.
          
           Espero os haya resultado interesante mis aportaciones y a por el bloque final……..

URL de las imágenes:


viernes, 24 de marzo de 2017

Mitos sobre alimentación

Desde joven he escuchado muchos mitos relacionados con la alimentación. Supongo que la mayoría de ellos no tienen ninguna base científica y son más falsas interpretaciones que otra cosa.
Entre los que conozco voy a reflejar aquí en mi blog alguno de ellos y voy a explicar si son verdaderos o no y porqué.

1. Tomar agua en las comida engorda.

Esto lo he escuchado desde que era pequeña y es totalmente falso. Beber agua es bueno y la ingesta de agua diaria debe ser de dos litros en adelante por lo tanto, cuanta más agua tomemos mejor. Es recomendable tomar un par de vasos antes de las comidas ya que da sensación de saciedad y entonces nos llenamos antes.






2. Saltarse comidas adelgaza.

Esto es falso también. Yo que he seguido alguna dieta de adelgazamiento puedo decir que mi
nutricionista siempre me ha recomendado hacer de cinco a seis ingestas diarias. Es importante comer más a menudo y menos cantidad. Si nos saltamos una comida podemos llegar a la siguiente con mucho mayor apetito y hacer el efecto contrario.



3. Cocinar con aceite es más saludable que cocinar con manteca.

Esto es verdadero. El aceite es de origen vegetal y la manteca es de origen animal. Por lo tanto el aceite es más sano ya que no aporta colesterol mientras que la manteca si.
Lo que si es importante controlar el consumo diario de aceite que se hace para evitar calorías.





4. La sal engorda.

Esto es falso. La sal no engorda; es un mineral y su aporte calórico es cero. Eso si debemos tener en
cuenta la ingesta de sal diaria ya que la sal hace que nuestro cuerpo retenga líquidos y por lo tanto, sube la tensión arterial y esto no es bueno.





Fuentes de las imágenes:
http://3.bp.blogspot.com/-3JXXGY2Idmw/UPxdtxwmGpI/AAAAAAAAACw/4TcmOrqVMAo/s1600/botella-agua.jpg

http://www.bestfon.info/images/joomgallery/originals/comida_9/comida_83_20120802_1304755659.jpg
http://www.wapa.pe/sites/default/files/styles/img_600x406_1foto/public/imagen/2016/09/21/Nota-8024-por_que_tirar_sal_es_de_mala_suerte.jpg?itok=JjAt4ZLo
http://www.bedri.es/Comer_y_beber/Aceite_de_oliva/Imagenes/Fotografias/Aceite_de_oliva_003.jpg

¿Con cuál me quedo?

 Generalmente cuando vamos al supermercado compramos de manera habitual unos determinados productos y casi siempre de la misma marca; supongo que lo hacemos por hábito o porque  es el que más tradición ha tenido en nuestra familia o porque lo hemos visto anunciar en televisión y nos ha llamado la atención. Hacemos esto de manera automática y no nos paramos a mirar cual puede ser más sano, cual contiene mejores valores nutricionales, etc.
Voy a analizar un producto de consumo diario como es el yogur y en este caso voy a analizar dos marcas diferentes: eroski y danone.


      Foto de yogur Danone                                          Foto yogur Eroski
 
                             

Se observa en las dos marcas que vienen los valores nutricionales expresados para 100 g y para 125g.
En cuanto a la energía nos encontramos que el yogur Danone tiene más Kcal (82) y el de Eroski tiene 77 kcal aunque la diferencia es bastante baja ya que se trata sólo de 5 kcal. 
El contenido en grasas es así mismo más alto también en el yogur Danone  (la diferencia es de 0,2 g). El contenido en hidratos de carbono, en concreto azúcares, existe también una diferencia, en este caso de 0,5g. Por el contrario es más alto el aporte de proteinas en el yogur de la marca Eroski que en el de Danone (sólo 0,2).
El contenido en sal es exactamente el mismo en los dos yogures. El contenido en calcio es bastante mayor en el yogur Danone con 120 frente a 96 del yogur Eroski.
El yogur Eroski utiliza un código de colores (verde y amarillo en este caso) que facilita la impresión visual del producto.
Un aspecto que no me gusta del etiquetado del yogur Eroski es que no aparece claramente la ingesta diaria recomendada; este aspecto si se ve claro en el yogur Danone.
A mi modo de ver el principal fallo que encuentro es que en el yogur Eroski se ve toda esta información en el envase del yogur de forma directa mientras que en el yogur de la marca Danone no aparece los valores nutricionales en el envase sino que aparece en el cartón del pack. Este aspecto me parece altamente negativo ya que si te desprendes del cartón conforme vas consumiendo dejas de poder consultar en cualquier momento estos datos.
En líneas generales creo que escogería consumir el yogur de la marca Eroski porque tiene más bajo  el contenido en grasa aunque sea poca la diferencia y porque viene más claro el etiquetado del producto.
No obstante si tuviera que seguir una dieta rica en calcio entonces elegiría el yogur Danone porque su aporte es mayor.
Una vez probado los dos yogures puedo decir que en el sabor que he elegido ( en este caso de limón) no encontrado ninguna diferencia sustancial entre uno  u otro.